Me enseñaste a volar

  A ti, que me enseñaste a volar. Ya ha pasado tiempo desde aquél setiembre en que quisiste dibujarme alas. Yo, tan resignada a no poder tocar el cielo. Y tú, que apareciste de la nada con esas ganas de conseguir que me comiera el mundo, que volara alto. Poco a poco me ayudaste a... Leer más →

Confianza

Aún recuerdo ese juego con el que pasábamos las tardes de niños en el que, de espaldas, debías dejarte caer y confiar en que tu compañero te cogiera. Confiar. ¿Qué palabra tan bonita, no? Por aquél entonces el precio de la confianza era un culetazo contra el suelo. Pero a alguien se le olvidó explicarnos que... Leer más →

El fondo del cajón

Te prometí que sería para siempre. Esta vez, corazón, no dejaré que te hagan daño. Él cuidará de ti. No volverás a llorar, no volverá a llover. ¿Has visto su sonrisa? El futuro que nos espera. Sonaba tan real, tan cierto. Una vez más soñaba con los para siempre, esos en los que hasta desayunan... Leer más →

Sin pensar

Hoy tengo ganas de escribir, muchas. Cada mañana me levanto y me digo que hoy sí, que saldré a perderme por las calles de mi ciudad, con mi pequeña libreta en una mano y mi fiel bolígrafo jugando entre mis dedos. Bendita inspiración la que me acompaña por esas antiguas calles de piedra. Ojalá encontrara... Leer más →

Perdidos

Demasiada gente. Música, gritos y alcohol. El grupo anuncia que ya es la última. Todo el mundo aplaude. "¿Cómo se llaman?" "No lo sé". Es fiesta mayor, no importa. Busco una mirada amiga, alguien que me busque. Y entonces apareces. Ojos marrones, gafas vintage, camiseta blanca. Pelo revuelto, sonrisa sincera y una mirada de aquellas... Leer más →

Sigue aquí

-No va a ser fácil. +No quiero que lo sea.   Entonces llegaste tú, en medio de una tormenta. La más gris en la que me había encontrado nunca. Llegaste anunciando sol, sonrisas, amor. Iluso, pensé. Cuando no te han hecho daño aún es fácil sonreír. Cabezota, me tendiste la mano. Querías conocerme. Otra vez no,... Leer más →

Te estaba esperando.

  No tienes ni idea de cuanto tiempo he estado buscándote. Me han engañado tantas veces diciéndome que eran tú, cuando sólo eran palabras sin hechos, túneles sin luz. Supongo que deseaba tanto encontrarte que necesitaba creer que todas aquellas letras eran verdad. Después de tantas noches de insomnio, llegué a pensar que no existías,... Leer más →

Me enseñaste

Me enseñaste que no pasa nada por romper las normas de vez en cuando. Que hacer lo correcto no es hacer lo que otros dicen, sino aquello que te haga feliz. Me enseñaste que una sonrisa puede ser bonita aunque esté torcida y que existe gente capaz de enamorarse de unas ojeras. Me enseñaste que... Leer más →

Escribir

Un día me di cuenta de que mi blog tenía más visitas cuando hablaba de mis penas, de mis inseguridades y de mis miedos. Un día me di cuenta de que es en esos momentos cuando lo que queremos es leer un texto que nos comprenda, que nos haga saber que no somos los únicos... Leer más →

“Quédate a dormir”

Entre besos y películas siempre se nos hace tarde. Sólo un beso más. Me he vuelto a dormir sin ver el final del capítulo. Entre tus brazos es difícil no hacerlo.  "Tengo que irme" y me abrazas un poco más fuerte. Vuélveme a besar. "Quédate a dormir". Sabes que no puedo decirte que no. Acabaremos... Leer más →

Abróchense los cinturones

La vida da muchas vueltas, ¿qué os voy a contar? Quien más o quien menos ha sufrido las consecuencias del testarudo destino, empeñado en convertir cada día de nuestra vida en una montaña rusa, a veces no del todo divertida. Pues sí, la vida da muchas vueltas, y en una de esas curvas he aterrizado... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑